La serie de sexo y drogas que triunfó en la década de 2000

Han estado presentes en la televisión desde que esta tiene memoria. La serie de sexo y drogas que triunfó en la década de 2000

El sexo y la droga han sido dos de los estandartes de las producciones televisivas de Estados Unidos prácticamente desde el nacimiento de la televisión. En América hace mucho tiempo que quedaron atrás los trajes de ejecutivos, las historias de amor de lenguaje pomposo y los thrillers de misterio. La década de los 2000 ayudó a cambiar este concepto por uno radicalmente distinto en el que no tenían cabida las correcciones políticas ni la formalidad.

Serie sexo drogas década 2000
La serie de sexo y drogas que triunfó en la década de 2000 – Tele-visionando.es

Este nuevo estilo dio lugar a esas temáticas del mundo criminal que tanto interesaron a Martin Scorsese: mafia, crimen organizado, grandes estafadores e igualmente grandes estafados. Sin embargo, en paralelo a esta tendencia también surgió otra relacionada con el sexo, las drogas y todo lo que les rodeaba. Unas series que hablaban sin tapujos de los grandes tabúes de la sociedad del momento.

La serie

Y uno de los mejores ejemplos de esta moda fue Californicationuna serie estrenada en 2007 y creada por Tom Kapinos, cuya sinopsis oficial reza así: «Hank Moody (David Duchovny) es un escritor en crisis; es promiscuo, se droga y bebe. No obstante, a pesar de sus defectos, consigue hacerse querer; gracias a su pasmosa sinceridad conseguirá tanto triunfos como fracasos en su carrera. Así, este mujeriego juerguista trata de compaginar su vida profesional, que atraviesa una crisis creativa, con su caótica vida personal: tiene una hija de doce años llamada Becca (Madeleine Martin), una ex-mujer, Karen (Natascha McElhone), y una desenfrenada pasión por las mujeres atractivas».

La serie
‘Californication’ se estrenó en 2007 siguiendo la idea original de Tom Kapinos – Tele-visionando.es

La serie fue un éxito en la crítica académica. Pablo Kurt, el máximo responsable del portal FilmAffinity lo describe así: «La dirección es estilosa, el guión tan irreverente como adictivo. En definitiva, y a falta de otra palabra, «Californication» es, como dicen los chavales de hoy en día, una serie «bestial». Aunque desde luego no es una serie para chavales; es -en el mayor sentido de la expresión- una serie adulta. No es que haya mucho sexo, que lo hay, es que los diálogos son tan explícitos que apuntan directamente al ámbito privado e íntimo, allí donde en público nunca suelen ir, porque sacarían los colores –y quejas- de gente que, por otro lado, no me extrañaría que en privado les encantara actuar como este crápula cautivador. La promiscuidad como forma de vida. Bienvenidos a la fascinante autodestrucción de un personaje vividor con visos de legendario. Y a Tom Kapinos, el creador de esta brillante irreverencia, sólo decirle: Gracias. Gracias por resarcirnos de todo el sexo que Duchovny no tuvo con la agente Scully. Muera Fox Mulder, bienvenido Hank Moody»

Impostazioni privacy