Piel de gallina: el espectacular himno en uno de los partidos con más rivalidad

Espectacular himno en uno de los patidos de fútbol con más rivalidad del mundo que pone la piel de gallina.

Cuando suena el himno de Escocia en un partido de selecciones frente a Inglaterra en Hampden Park, no es una canción cualquiera.

Escocia Inglaterra himno selección
Jugadores de Escocia después de un partido – Fuente Ansa – Tele-visionando.es

No todos los partidos de fútbol son iguales. Eso lo saben bien en Escocia. Cuando juega la selección nacional escocesa contra Inglaterra, el momento del himno se convierte en una liturgia sagrada que pone la piel de gallina. El duelo entre ambos países del Reino Unido es uno de los duelos con más rivalidad que se puede ver en el mundo del fútbol de selecciones. Son vecinos, pero no es un partido cualquiera.

El pasado 12 de septiembre se enfrentaron Escocia e Inglaterra en un partido teóricamente amistoso, pero en el que siempre hay mucho en juego. El partido terminó con victoria inglesa por 1 a 3, pero los escoceses presentes en Hampden Park vivieron un momento único. Más de 52.000 espectadores llenaron el estadio situado en la ciudad de Glasgow y se hicieron escuchar en el momento del himno nacional de Escocia.

El himno que se entona es «Flower of Scotland» (Flor de Escocia). Fue escrito por Roy Williamson, miembro del dúo musical «The Corries», y fue entonado por primera vez en 1967.

Una rivalidad histórica más allá del deporte

La rivalidad entre las selecciones de fútbol de Inglaterra y Escocia tiene raíces históricas, culturales y políticas que se remontan a siglos atrás, marcadas por conflictos y diferencias identitarias. A pesar de la unión política en 1707, las distinciones culturales han persistido.

Aficionados Escocia himno
Aficionados de Escocia después de una derrota – Fuente Ansa – Tele-visionando.es

Esta rivalidad deportiva se originó en el siglo XIX con los primeros partidos internacionales. Los enfrentamientos son muy intensos y apasionados, y son símbolo del orgullo nacional, especialmente para los escoceses. Se han enfrentado varias veces en competiciones internacionales, pero a pesar de la intensidad, existe un respeto mútuo entre los equipos y sus seguidores.

Dos selecciones desiguales

Esta rivalidad es una mezcla compleja de historia, cultura y rivalidad deportiva. La selección inglesa siempre ha sido de un nivel futbolístico superior. Los ingleses tienen un Mundial (1966), aunque no han ganado ninguna Europa a pesar de llegar a semifinales y a una final. Los escoceses, nunca han pasado de octavos de final en un Mundial. En las Eurocopas, una vez llegaron a las semis en 1992. A pesar de estas diferencias, los duelos entre ellos do suelen estar más igualados de lo que podría parecer.

Impostazioni privacy