Las sagas distópicas que intentaron imitar a ‘Los Juegos del Hambre’ sin éxito

La distopía rejuveneció a principios de la década de 2010. Las sagas distópicas que intentaron imitar a ‘Los Juegos del Hambre’ sin éxito.

La distopía es un subgénero bien conocido por los amantes del cine y la literatura. Desde 1984 de George Orwell hasta libros sesudos como Un mundo feliz de Aldous Huxley y Fahrenheit 451 de Ray Bradbury, pasando por clásicos de la ciencia ficción como ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? de Philip K. Dick, llevado a la gran pantalla por el legendario Ridley Scott en 1982 y protagonizada por Harrison Ford y un insuperable Rutger Hauer en el papel de replicante.

sagas distópicas los juegos del hambre sin éxito
La saga ‘Divergente’, inspirada en los libros de Veronica Roth fue un intento fallido aunque aceptable – Tele-visionando.es

A comienzos de la década de 2010, todo cambió. La distopía dejó de ser un subgénero que rayaba en lo filosófico y se hizo más accesible para el público joven, en especial al adolescente. Los juegos del hambre de Suzanne Collins, adaptada con un brutal éxito en taquilla de la mano de Gary Rosss y Francis Lawrence y protagonizada por Jennifer Lawrence, logró dar con la tecla exacta, una mezcla magistral de acción, romance y una buena dosis de crítica social escondida como subtexto.

Los libros de la saga se publicaron entre 2008 y 2010 y las adaptaciones llegaron entre 2012 y 2014. Durante seis años, su autora saboreó como pocos las mieles del éxito. Esto hizo que muchos directores y escritores trataran de emular su ejemplo, inventando historias que se enmarcan en una atmósfera similar pero con algunos elementos diferenciadores.

El corredor del laberinto

La mejor tentativa fue la saga Divergente, concebida por la autora estadounidense Veronica Roth y llevada a las salas por Neil Burger con un notable éxito en taquilla. La franquicia nos introducía en un futuro en el que los humanos se dividían por la emoción que podían dominar. La protagonista es una divergente, una persona capaz de controlar varias al mismo tiempo.

Sin embargo, las siguientes entregas cayeron en picado en términos económicos. De hecho, la última estaba concebida para estrenarse en dos entregas como ocurrió con SinsajoLas reliquias de la muerte, pero ante el fracaso inminente, la autora decidió dar por terminado el proyecto.

El corredor del laberinto
‘El corredor del laberinto’ fue, tal vez, el intento más notable de hacerle competencia a la saga de Suzanne Collins – Tele-visionando.es

El otro gran intento de seguir los pasos de Los juegos del hambre fue El corredor del laberinto, una saga de novelas de James Dashner que nos calzaba los pies de un joven que se despierta en un ascensor que le conduce a un claro donde hay un laberinto cuyas puertas se abren y cierran a una determinada hora del día. De nuevo, la primera película fue un taquillazo, pero sus secuelas se estrenaron torpemente y sin acogida.

Impostazioni privacy